¿Qué es la inercia térmica y cómo afecta a tu hogar?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cuando hablamos de factores que influyen en la temperatura ideal para nuestro hogar, la inercia térmica es uno de los más importantes, ya que se encarga de conservar la energía térmica en los materiales para posteriormente disipar el calor en el ambiente. 

Inercia térmica y como afecta a tu hogar

¿Qué es la inercia térmica?

Se refiere a la capacidad que tiene un material para conservar su temperatura y la velocidad con la que cede o absorbe el calor. En términos técnicos estaríamos hablando de su capacidad calorífica volumétrica y de la conductividad térmica de los materiales. La inercia térmica está presente en el momento en el que decidimos calentar la casa. En función del sistema de calefacción que elijamos, optamos por un sistema de alto o bajo aprovechamiento de la inercia térmica, lo que influirá en la velocidad con la que el sistema disipa el calor.

Cuando se encienda la calefacción, el sistema de bajo aprovechamiento de la inercia térmica llega antes a la temperatura deseada porque disipa rápidamente el calor; por el contrario, un sistema de alto aprovechamiento de la inercia térmica lo hace de forma más gradual. Este mismo principio ocurre al apagar el sistema de calefacción, pues en un sistema de baja inercia térmica se enfría rápidamente el ambiente y la temperatura del hogar baja a gran velocidad. Con un sistema de calefacción de alta inercia térmica el calor se mantendrá aun después de haberlo apagado, por lo que nuestro hogar se enfriará de forma más lenta. En conclusión, podemos afirmar que con baja inercia térmica la temperatura se modifica rápidamente, con alta inercia, la temperatura cambia más lentamente.

Ejemplos de inercia térmica en calefacción:

MaterialInercia térmicaEjemplo

Gas

Líquido

Sólido

Nula

Media

Alta

Aire: calefactor, bomba de calor.

Agua: radiadores de agua

Fluido caloportador: radiadores eléctricos de aceite.

Mármol: acumuladores eléctricos.

Mortero de cemento: suelo radiante

Como se puede ver, un sistema mediante calefactores calienta el aire que está en el ambiente, es decir, es de nula inercia térmica, pues lo calienta tan rápido como éste se enfría cuando se apaga la calefacción. Por su parte, el sistema mediante radiadores de agua o aceite son de aprovechamiento medio de este tipo de inercia, porque los líquidos tardan un poco mas en cambiar su temperatura. Finalmente, los sistemas que se sustentan en calentar sólidos son de una alta inercia térmica.

¿Como funciona el sistema de suelo radiante?

Aprovecha al máximo la inercia térmica, ya que calienta el suelo para que éste a su vez caliente el ambiente del hogar, de abajo hacia arriba y de forma uniforme en todo el espacio en el que se instale.

 ¿Me conviene el piso radiante como sistema de calefacción para mi hogar?

Si tu intención es aprovechar al máximo la inercia radiante y hacer más eficiente y económica la operación de tu calefacción, la respuesta es sí, pues este sistema es capaz de mantener el espacio donde se use a una temperatura confortable y estable.

Otras ventajas de la calefacción por suelo radiante son las siguientes:

  1. Permite mantener una distribución uniforme y eficiente del calor.

  2. La instalación puede ser en todo tipo de suelos, casi con cualquier tipo de recubrimiento, como madera, cerámica, piedra, vinil, etcétera.

  3. El sistema requiere una caldera de gas para calentar el agua y hacerla circular, equipo que solo necesita un mantenimiento mínimo de forma regular.

  4.  La temperatura se puede regular y programar mediante un termostato inteligente, para que se encienda antes de que tú llegues a casa.

  5.  Tiene un bajo consumo eléctrico.

Si requieres más información acerca del sistema de calefacción por piso radiante ponte en contacto con uno de nuestros asesores el cual con gusto te apoyará.

Fuentes: Solemex, Actitud ecológica

SKI2021

SKI2021

DEJA UN COMENTARIO

Solicita más información